El Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines, AIDIMA, ha sido reconocido como entidad de control acreditada para Estado de California ha reconocido al Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines, AIDIMA, como entidad acreditada para controlar el nivel de emisión del gas formaldehído de los compuestos de madera que utilizan los fabricantes en la elaboración de muebles y elementos de carpintería y construcción en general, como pavimentos, revestimientos, y puertas y molduras, entre otros. Este reconocimiento se ha conseguido a través del Air Resource Board (ARB), organismo público competente en la materia en dicho estado norteamericano.

Una reciente ampliación de la legislación californiana en lo que se refiere a la emisión de gas formaldehído (Airborne Toxic Control Measure to Reduce Formaldehyde Emissions from Composite Wood Products, ATCM) se ha traducido, en una de sus primeras medidas, en la participación del Centro Tecnológico español supervisando y auditando a los fabricantes de tableros contrachapados, aglomerado y de fibras de densidad media, realizando con regularidad ensayos de control de emisión y llevando a cabo los planes de seguimiento de los productos recubiertos para garantizar de este modo el cumplimiento de dicha legislación.

ensayo-perforador-2El objetivo marcado por la Administración californiana es claro: frenar la entrada en su territorio de compuestos de madera y productos acabados con valores de emisión de formaldehído excesivos. Se da la circunstancia de que esta normativa se presenta como la más exigente del ámbito internacional y se espera que sea asumida en breve por el resto de estados norteamericanos. Por otro lado, el reconocimiento a AIDIMA, amén de situarle entre los 25 centros reconocidos a lo largo y ancho de todo el Mundo por el ARB, marca un antes y un después en las relaciones comerciales del sector español con el Estado de California, erigiéndose así en una puerta de entrada válida en dicho territorio para los fabricantes de productos semielaborados y elaborados.

El formaldehído, gas utilizado en los adhesivos para dotar de consistencia a los tableros derivados de la madera, es también usado en otros procesos industriales, y suele hacerse presente en los productos en los que se aplica por el “olor a nuevo” que desprende debido a su gran volatilidad. Se ha estudiado que en determinadas condiciones puede resultar perjudicial para la salud humana. Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Consejo de Recursos Atmosféricos de California (CARB), han incluido al formaldehído en la lista de contaminantes tóxicos en el aire sin nivel seguro de exposición.

La decisión de California cobra mayor importancia si cabe por el hecho de que, al tratarse de la más restrictiva del Mundo, su cumplimiento conlleva inevitablemente el del resto de normas en el ámbito internacional, también estrictas pero en menor medida que la norteamericana. Dicho de otro modo, el producto que ha pasado el corte con arreglo a la ATCM, el producto ya no precisa de más ensayos de producto para contar con la garantía de cumplir las demás normativas al respecto. AIDIMA, que lleva a cabo distintos métodos de ensayo para la determinación del contenido y la emisión de formaldehído de tableros derivados de la madera, se convierte así en el mejor colocado para garantizar la entrada de dicho producto en cualquier mercado del Mundo.

Share

Deja un comentario