Desde sus orígenes la empresa Casanova Gandía está fabricando muebles de calidad. Para poder fabricar un buen mueble es preciso controlar el proceso de elaboración desde su inicio hasta el final. Por esta razón, en Casanova Gandía lo primero que hacen antes de fabricar un mueble es seleccionar los mejores proveedores para que le suministren los materiales adecuados, siempre intentan que los materiales que compran estén certificados por un laboratorio acreditado como es el caso de AIDIMA y que estos materiales cumplan con el mínimo de calidad que tienen en la empresa y respeten el medio ambiente.

comedores modernos

Una vez se obtienen los mejores materiales para la elaboración de los muebles, se procede a la fabricación. El proceso está controlado en todo momento por el responsable de producción y una vez verificado que todo está correcto, pasa al departamento de calidad, que es quien se encarga de validar el mueble o hacerle retroceder en la cadena de producción porque no cumple los estandares de calidad que quiere tener Casanova Gandía para sus clientes. Aunque se trabaja con la última tecnología del mercado, todo el proceso de producción esta supervisado y controlado por el responsable y en cualquier momento se puede paralizar el proceso ante cualquier defecto o problema que pueda surgir.

Una vez tienen el mueble fabricado y ha pasado los diferentes controles de calidad a los que someten los productos pasan a la zona de barnizado. Uno de los puntos fuertes de los muebles de esta empresa, ya que allí se examina con exactitud el producto, se adecua para facilitarle las diferentes capas de pintura y en el caso de que no esté totalmente preparado se inicia el reproceso, se realizan los exámenes precisos y conforme a los procedimientos y especificaciones se adecua el mueble para ahora ya iniciar el proceso de barnizado con los parámetros de calidad previstos

Esta última fase es uno de los requisitos más importantes  de la empresa, ya que el acabado de pintura es lo que más valoran los usuarios cuando reciben el mueble, por esta razón en Casanova Gandía se esmeran al máximo para que los muebles estén bien lacados y barnizados, incluso en ocasiones le insertan varias capas de pintura hasta conseguir la perfección en el acabado del mismo. De esta forma el mueble ya casi está listo para embalar, transportar y entregárselo al cliente para que pueda disfrutar en su hogar de un buen mueble, hecho con toda la ternura que se merecen. Así nos ha descrito el proceso de producción Vicente Casanova, gerente de la empresa.

Como dato importante hay que destacar que los muebles de Casanova Gandía llevan años pasando los controles de calidad que realiza AIDIMA mediante el sello del Simbolo Calidad, sello que  certifica y reconoce aquellos muebles que han superado diferentes ensayos en los laboratorios del Instituto Tecnológico del Mueble AIDIMA y han demostrado que son adecuados para el uso al que están destinados.

Finalmente solo nos queda invitaros a visitar la tienda online donde podréis ver los muebles que fabrican: Casanova Gandía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share

Deja un comentario