El vídeo muestra el funcionamiento de CADIX (Central de Alarma de Insectos Xilófagos), y fue emitido el 18 de junio en el Ayuntamiento de Viena, durante la ceremonia de entrega de los premios Schweighofer 2009.

El vídeo muestra resumidamente el funcionamiento de CADIX (Central de Alarma de Insectos Xilófagos). CADIX se basa en un innovador sistema de sensores inalámbricos conectados a una red de alarma que detecta la presencia de insectos xilófagos como termitas. Su objetivo es detectar precozmente la biodegradación de la madera y evitar así la aplicación de costosos tratamientos químicos contra termitas, o costosas obras de rehabilitación en las que hay que sustituir la madera degradada.

En el vídeo se puede ver cómo se instaló CADIX en al Archivo de la Catedral de Valencia. Este sistema es aplicable en cualquier vivienda o edificio donde se desee conocer y controlar en todo momento las condiciones de la madera, lo cual permite detectar su biodegradación por hongos o insectos de forma temprana. Hasta ahora no existe en el mercado ningún dispositivo que sea capaz de detectar todo tipo de agentes xilófagos –insectos y hongos– dentro de la madera y de avisar cuando las condiciones de la madera favorezcan la aparición de éstos. Su pequeño tamaño y su rápida instalación lo hacen idóneo para usarse con una mínima intervención en la vivienda o edificio.

CADIX consta de un módulo electrónico de control, programado con unos algoritmos adaptativos y conectado a sensores de detección de insectos y de las condiciones de humedad y temperatura de la madera. La presencia de insectos o unas condiciones inadecuadas disparan la alarma. Este sistema realiza las mediciones del estado de la madera de manera ininterrumpida y envía la información inalámbricamente a una central de alarmas situada en AIDIMA. Ante la presencia de insectos xilófagos o de condiciones de temperatura o humedad inadecuadas, la información es enseguida enviada a la central de alarmas, como puede verse en los últimos segundos del vídeo.

CADIX es parte de una línea de investigación en el campo de las tecnologías no destructivas para el control de calidad de la madera en la que los investigadores José Vicente Oliver y Miguel Ángel Abián llevan décadas trabajando. Por esta línea de investigación recibieron el premio Schweighofer 2009 a la mejor investigación aplicada. Han sido los primeros españoles galardonados con este premio, al que optaron 87 candidatos.

El sensor CADIX en plena acciónEste vídeo fue proyectado durante la ceremonia de entrega de los premios en el Ayuntamiento de Viena. La ceremonia contó con la presencia del canciller de la República Austriaca, el Ministro de Agricultura y Montes y el Alcalde de Viena, el Director General de Investigación de la Comisión Europea y otras personalidades, así como los máximos representantes de la industria procedentes de más de 50 países, de la Plataforma Tecnológica Forestal Europea y de la CEI-Bois, la Confederación Europea de las Industrias de la Madera.

El premio Schweighofer tiene carácter bienal y está considerado el “Nobel” en el sector europeo de base forestal, al igual que por ejemplo la medalla Fields en el campo de la Matemática.

Share

Deja un comentario