compra-verde-blogEl reto de la sostenibilidad demanda a todos los agentes de la Sociedad, es decir los consumidores, administración, empresas, etc., un esfuerzo de compromiso importante en la forma de actuar e introducir estos conceptos relacionados con producción sostenible. En este sentido, podemos destacar que las autoridades públicas son grandes consumidores en Europa, ya que alrededor del 16 por ciento del gasto interno de la UE es atribuible a este concepto.

Mediante el uso de la facultad de optar por bienes y servicios que respeten el medio ambiente, las administraciones pueden hacer una contribución importante hacia el desarrollo sostenible. La compra verde es un ejemplo de cómo se puede influir en el mercado y en la industria con incentivos reales para el desarrollo de procesos y productos más respetuosos con el medio ambiente.

La Unión Europea, en 2005, publicó un Manual “¡Compras ecológicas! Manual sobre la contratación pública ecológica”. Este manual tiene por objeto ayudar a que los poderes públicos pongan en marcha una política de comprar ecológica. En él se explican de forma práctica las posibilidades que ofrece el Derecho comunitario europeo y presenta soluciones simples y eficaces que se pueden emplear en los procedimientos de contratación pública. El manual se encuentra disponible en el sitio web Europa de la Comisión sobre la contratación pública ecológica, y contiene información práctica adicional, enlaces útiles e información de contacto para los poderes adjudicadores que deseen que sus comprar sean más ecológicas (http://europa.eu.int/comm/environment/gpp/).

En el punto 3.4 de este documento se hace mención a la necesidad de Comprar materiales específicos y tener en cuenta los procedimientos y métodos de producción de los mismos. En el caso de la madera la información hace referencia a incluir madera sostenible y talada de forma legal. La madera y en concreto la madera procedente de bosques tropicales y otros bosques de alto valor ecológico, es un tema que suscita gran interés entre los ciudadanos y los medios de comunicación.

Los sistemas de certificación forestal como el FSC (Consejo de Administración de los Bosques) o el PEFC (Certificado de Bosques Paneuropeo) incluyen criterios que tiene en cuenta los aspectos de la sostenibilidad medioambiental de la tala de la madera. Se pueden usar dichos criterios en las especificaciones técnicas para definir con exactitud el concepto de madera sostenibilidad medioambiental de la tala de la madera. Se pueden usar dichos criterios en las especificaciones técnicas para definir con exactitud el concepto de madera sostenible desde un punto de vista medioambiental, pero no se podrá exigir el registro en un sistema concreto de certificación forestal.

En España la normativa que afecta a la compra pública sigue los criterios establecidos por las directivas comunitarias, sometiendo los contratos de las administraciones públicas a los principios de publicidad, igualdad y no discriminación como medio de garantía de control financiero y libre concurrencia. La contratación de la administración pública está regulada por la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas (LCAP, Ley 2/200, de 16 de junio ) y por la correspondiente normativa de las comunidades autónomas.

El pasado 31 de enero de 2008, se publicó la ORDEN PRE/116/2008, de 21 de enero, por la que se publica el Acuerdo de Consejo de Ministros por el que se aprueba el Plan de Contratación Pública Verde de la Administración General del Estado y sus Organismos Públicos, y las Entidades Gestoras de la Seguridad Social (http://www.boe.es/boe/dias/2008/01/31/pdfs/A05706-05710.pdf).

El objetivo del mismo es el implantar prácticas respetuosas con le medio ambiente en la contratación pública, de forma que se alcance, en 2010, la meta fijada por la Unión Europea en la Estrategia revisada para un Desarrollo Sostenible. En el caso del Mobiliario, se prevén una serie de objetivos y medidas.

OBJETIVO 6.1
Compra de madera de origen legal y procedente de explotaciones gestionadas de forma sostenible, y ausencia de sustancias tóxicas en la compra de mobiliario, en los productos con un contenido en madera superior al 10 por ciento.

MEDIDAS:
Incorporación como criterios de adjudicación a partir de la vigencia del plan de conformidad con el proyecto de eco etiqueta europea, los siguientes:

  • La madera virgen utilizada no procederá de talas ilegales, árboles genéticamente modificados o de alto valor medio ambiental.
  • La madera virgen y los derivados de madera no podrán ser tratadas con sustancias o preparados que contengan sustancias de las incluidas por la OMS en las Clasificaciones 1ª y 1B de pesticidas.
  • En el supuesto de derivados, el contenido de formaldehído en colas y adhesivos no podrá exceder de 0,5% del total.
  • Incorporación como criterio de valoración a partir de la vigencia del plan, el de gestión forestal sostenible mediante la presentación de los documentos que lo acrediten.

OBJETIVO 6.2
Un 25% del mobiliario de oficina y derivados de madera adquiridos con garantía y disponibilidad de recambios de 5 años antes de 31 de diciembre de 2010 y un 50% antes de 31 de diciembre de 2015.

MEDIDAS:
Inclusión como criterio de adjudicación la garantía de disponibilidad de recambios por cinco años, en las compras de mobiliario a partir de la vigencia del Plan.

Como ejemplo de la aplicación práctica podemos citar la Orden de 19 de octubre de la Consellería de Territorio y Vivienda, y entidades vinculadas o que dependan de ella. En el Artículo 2º de esta Orden, se tratan aspectos relacionados con la solvencia técnica y profesional. En este sentido, se indica que si así lo requiere la naturaleza del contrato, se podrán exigir medios o requisitos ambientales en los pliegos de cláusulas administrativas, que sirvan para acreditar la solvencia técnica y profesional de los licitadores. Se pone a disposición del organismo contratados la posibilidad de exigir uno o varios de los siguientes medios, sin menoscabo del principio de libre competencia:

  • Acreditar que los licitadores actúen según las buenas prácticas de gestión ambiental, ya sea por tener establecido un Sistema de Gestión Ambiental conforme al Reglamento EMAS (761/2001), o conforme a la norma UNE-EN ISO 14001.
  • Acreditar determinada experiencia técnica o especialización en temas ambientales, adecuada a las eventuales incidencias ambientales que pueda tener la actuación de que se trate.
  • Acreditar que los licitadores disponen de los medios materiales o humanos específicos que requiere el contrato.

En el caso de contratos de suministros, los pliegos de cláusulas administrativas particulares y, en su caso, los modelos tipo de dichos pliegos que se elaboren para la adjudicación, mediante la forma de concurso, de contratos de suministro, incorporarán criterios medioambientales de carácter objetivo que se habrán de valorar, para la adjudicación del contrato, con una puntuación de hasta el 20 por ciento del total.

A disposición de la entidad contratante si enumeran, de forma no exhaustiva, una serie de criterios ambientales que dicha entidad valorara junto con otros criterios objetivos, en orden a poder determinar la oferta más ventajosa. Entre todos los que se enumeran en la Orden podemos destacar los siguientes:

  • Presencia, en los productos a suministrar, en productos intermedios, en su proceso de producción y en general en todo el ciclo de vida de los productos, de las características más respetuosas con el medio ambiente. Se valoran: el empleo de productos de menor peso de sus envases o envasados en materiales reciclados o reutilizados.
  • Ahorros en consumos de electricidad y de otras energías o de bienes naturales en el proceso de producción, almacenamiento, eliminando o reciclado de los productos.
  • Baja generación de residuos en el uso o consumo de los bienes ofertados y bajos costes en el tratamiento de los residuos.

Cuando se trata de un suministro de madera, productos forestales o productos elaborados derivados de la madera, u otro producto forestal, incluido el papel, se valorará que el ofertante disponga de un certificado internacional FSC (Forest Stewarship Council) o PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification), o cualquier otro certificado reconocido internacionalmente.

En este último caso se deberá considerar de carácter prioritario la disposición por parte del licitador de un certificado de Cadena de Custodia, que garantice la trazabilidad de la madera certificada a lo largo del proceso de producción. Se valorará en menos escala la disposición de un certificado de Gestión Forestal Sostenible, por parte del propietario del bosque origen de la madera o producto forestal certificado. No obstante en aquellos casos en los que se vaya a suministrar productos forestales o madera sin transformar, el certificado de Gestión Forestal Sostenible deberá ser valorado con la misma importancia que un certificado de Cadena de Custodia.

Como podemos ver este tipo de iniciativas están tomando cuerpo y calando entre las diferentes administraciones públicas y es una tendencia que previsiblemente se va a afianzar. Podemos encontrar a fecha de hoy numerosas iniciativas al respecto. Para las empresas del sector que optan a concursos públicos, estos factores deben ser tomas en consideración.

Carlos Soriano
Responsable Medio Ambiente / Dpto. de Materiales y Medio Ambiente

Si desea que los técnicos de AIDIMA amplíen información sobre este o cualquier otro tema relacionado con Símbolo Calidad no dude en contactarnos.

Share

Deja un comentario