La empresa valenciana Dunna cuenta con el certificado Símbolo Calidad para toda su producción de sillas incluidas en el catálogo general. Los laboratorios del instituto tecnológico AIDIMA han realizado tres tipos de análisis: de resistencia estructural, de estabilidad y de calidad de los materiales, siendo superados de manera satisfactoria.

Modelo Carla de la empresa valenciana DUNNA, certificado con Símbolo Calidad, fabricado con varilla de acero recubierta con cromoDe esta forma se garantiza la calidad de sus sillas, una de las prioridades de la empresa, como explica su gerente, Mª José Zorío: “Los objetivos principales de la empresa son la calidad de nuestros productos, el diseño y el servicio al cliente. La calidad la tenemos garantizada con el certificado de calidad de AIDIMA”.

Una de las ventajas de las sillas Dunna es su gran versatilidad. Esta cualidad se puede ver especialmente en las sillas Unika, Irina y Sofía. El cliente puede elegir entre un total de 69 modelos de sillas, 480 barnizados y lacados distintos y 1.260 tejidos diferentes, lo que supone que combinando estas variables el comprador puede elegir entre casi 7.000 sillas diferentes. De esta forma cada persona puede tener un modelo de silla diferente adaptado a sus gustos y necesidades, es como “un traje a medida”, y con la ventaja de que cuenta con materiales y un sistema de fabricación de calidad garantizada. Por ejemplo, una de las sillas más demandadas, el modelo Carla, de estilo minimalista y sencillo, fabricado con varilla de acero recubierta con cromo, tiene la ventaja de que éste no se pica con el tiempo, aspecto muy importante especialmente en poblaciones cercanas al mar.

Dunna web oficial

Share

Deja un comentario