La ecoeficiencia es una filosofía de gestión cuyo objetivo consiste en reducir el impacto ambiental generado por los productos de una empresa a lo largo de todo su ciclo de vida, a la vez que se aumenta su valor. Así mismo, especialmente en estos tiempos, mejorar la eficiencia energética es una meta estratégica para aumentar la competitividad del sector. Este proyecto ha sido financiado por el IMPIVA, contando con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

eco-eficiencia-simbolo-calidadEsta herramienta tiene como objetivo poner sobre la balanza productos o procesos equivalentes y aportar una información fiable, que permita establecer la estrategia de desarrollo de productos, pero que a su vez sea de fácil manejo e interpretación de los resultados. Para ello se lleva a cabo un estudio minucioso de las diferentes soluciones alternativas, en el que se incluyen tanto el factor costes como la evaluación del impacto medioambiental de las mismas a lo largo todo su ciclo de vida.

La evaluación ambiental de esta metodología está basada en el análisis del ciclo de vida en concordancia con las ISO 14040. AIDIMA ha realizado una importante labor de obtención de los perfiles ambientales correspondientes a los principales materiales empleados en la industria del mueble.

En materia de evaluación de costes, en el análisis de la ecoeficiencia, hay dos posibles puntos de vista. La diferencia entre ambos estriba básicamente en el margen de beneficio entre el precio de venta y los costes de producción. La herramienta permite el análisis desde ambas perspectivas, si bien el segundo facilita a las empresas relacionar mayores costes de producción a situaciones asociadas a un elevado impacto ambiental, como la gestión de residuos peligrosos (debido al uso de materias primas peligrosas), o una elevada ineficiencia energética, o una mala logística de distribución (mayor consumo de combustible), etc. Los resultados económicos y ecológicos, una vez normalizados, se representan en un diagrama cartesiano. Esto implica que los resultados obtenidos son siempre relativos y válidos únicamente para las alternativas que se estén comparando. La siguiente figura esquematiza el proceso de normalización de ambos tipos de resultados. Son preferibles las alternativas situadas en las diagonales más cercanas a la esquina superior derecha (menor impacto y menores costes).

Además de la comparativa de la ecoeficiencia global, la herramienta de evaluación de ecoeficiencia permite tal y como se aprecia en la siguiente figura, la comparativa del impacto ambiental según las seis categorías (consumo de materias primas, consumo energético, uso del suelo, emisión de contaminantes atmosféricos, aguas residuales y residuos sólidos, toxicidad potencial y riesgo potencial), donde la peor alternativa para cada categoría tiene siempre el valor 1. También es posible realizar un análisis más detallado mediante el desglose de los costes y los impactos ambientales en una serie de gráficos adicionales, que permite a las empresas relacionar el impacto con la causa que lo genera (proceso productivo, uso de determinada materia prima, transporte, etc).

Mejora de la eficiencia energética
Dentro del proyecto, se pretende también sensibilizar al sector respecto a los problemas ambientales y el impacto económico derivados del consumo energético que realizan, y ayudarles a reducir dicho consumo y sus costes asociados.

La recopilación y el estudio de la información pertinente sobre ahorro energético para las empresas del sector, dentro del contexto energético español y de la Comunidad Valenciana, y la recopilación del cuadro normativo aplicable y pertinente ha permitido identificar los puntos de mejora de la eficiencia energética clave para el sector, como son:

  • Adecuar la potencia eléctrica contactada a las necesidades de consumo real de la empresa.
  • Instalar la batería de condensadores apropiada para tratar la energía reactiva y disminuir el cargo sobre la factura eléctrica relacionado a este apartado.
  • Instalar quemadores con moduladores de potencia
  • Emplear recuperadores de calor residual.
  • Instalación de un calderín en la red de aire comprimido.
  • Instalación de compresores con regulación de velocidad
  • variable.
  • Mejoras en la instalación de iluminación.
  • Valorización energética apropiada de los residuos de madera en el sector.

Este objetivo se ha logrado mediante el estudio de los diferentes procesos, los aspectos críticos en el consumo energético (procesos, tecnologías, sistemas operativos y de gestión), las alternativas energéticas y contractuales, herramientas de diagnóstico, formación e implementación de mejores prácticas.

De medidas de la calidad eléctrica realizadas en el cuado eléctrico principal de empresa del mueble, se evidencian las evoluciones semanales y diarias del consumo y potencia media eléctricas, energía reactiva y factor de potencia de las empresas. Los gráficos de medida muestran la relación consumo eléctrico con actividades y comportamiento del personal (pausas, turnos de trabajos y usos de maquinarias).

Se puede apreciar un aumento de las necesidades de potencia en las horas de la mañana al inicio del turno de trabajo, donde el consumo se dispara para después asentarse en valores inferiores. Este dato indica que la mayoría de las maquinarias se activan simultáneamente. La energía de activación es siempre superior a la necesaria por un trabajo a régimen por esto un plan de arranque bien estudiado puede disminuir este consumo excesivo que puede a veces superar los limites de potencia contratadas significando un coste añadido en la factura eléctrica.

También es importante tener bajo control el factor de potencia para disminuir el gasto eléctrico, que es inversamente proporcional a su valor adimensional (comprendido entre 0 y 1). Este es un valor directamente relacionado con la carga capacitiva y las capacidades de las baterías de condensadores, que ajustan el valor de la energía reactiva.

Share

Deja un comentario