Papel laminado, ahora reciclable gracias a un descubrimiento tailandésEl trabajo de un científico de origen tailandés ha hecho posible el desarrollo de un método pionero para reciclar, a través de una mezcla de encimas naturales, casi todos los tipos conocidos de papel laminado del mercado, que hasta ahora era imposible de reutilizar.

El método consiste, en una primera fase, en la destrucción de la capa resistente al agua de la superficie para, en una segunda fase, acabar con el adhesivo que une el plástico al papel, para separar ambos materiales sin dañarlos o ensuciarlos. Todo el proceso dura aproximadamente un par de minutos. Las enzimas dejan así por un lado la pulpa de celulosa y por otro el plástico limpio.

La empresa FlexoResearch ha sido elegida una de las diez más prometedoras en 2011 por la revista “Time” gracias a este importante avance. Tal y como asegura Paijit Sangchai, el investigador que ha liderado el proyecto, “nosotros carecemos de la tecnología necesaria para incinerar de manera segura el papel laminado como ocurre en Estados Unidos, por ejemplo. Tampoco es conveniente deshacerse de él enterrándolo bajo el suelo”. El laboratorio en el que trabaja Sangchai y en el que se ha llevado a cabo el descubrimiento, está situado en el vasto campus universitario de Thammasat al norte de Bangkok. Separar una tonelada de pulpa con enzimas cuesta 48.000 dólares, un 87% menos que producir la misma cantidad de acetato de polivinilo, la sustancia química con que habitualmente se elaboran objetos cotidianos como cartones de leche, paquetes de cigarrillos y todo tipo de envoltorios y pegatinas. El ahorro es clave para países pobres o en vías de desarrollo como Tailandia, que, además, verían reducidos los efectos de la polución que genera la quema del material.

Share

Deja un comentario