El proyecto WOODRUB, ya en su segundo año, ha entrado en la fase de desarrollo de nuevos composites en laboratorio a partir de madera y caucho recuperados. Este proyecto, financiado por el programa LIFE, tiene por objetivo desarrollar nuevos productos como materiales de construcción, tanto residencial como civil.

El proyecto Woodrub entra en su segundo año con importantes avances

El Instituto Tecnológico de la Madera, el Mueble, el Embalaje y Afines, AIDIMA, lidera este proyecto de tres años de duración, que cuenta con la participación de ACCIONA y otras importantes empresas, centros de investigación e universidades en cinco países europeos. El proyecto tiene como objetivo aprovechar estos residuos de manera innovadora para conformar tableros y paneles con características físico-mecánicas mejoradas para distintas aplicaciones como barreras acústicas, suelos y paredes anti-impacto, barreras antirreflectantes, etc.

Tras los ensayos en laboratorio, los composites óptimos serán escalados con el fin de desarrollar prototipos de los cuales se evaluará el impacto medioambiental además de socioeconómico. Se espera que la utilización de estos nuevos materiales permita incrementar el almacenamiento de carbono en estos nuevos productos frente a otros de uso tradicional y abrirá nuevos mercados para estos residuos y nuevas opciones para sus gestores y nuevos productos para los fabricantes.

Puede encontrar más información sobre este proyecto en www.woodrub.com.

Si desea que AIDIMA amplíe esta información de interés para usted o cualquier otra relacionada con Símbolo Calidad no dude en contactarnos.

Share

Deja un comentario