A través de una pantalla táctil, equipada con un autómata programable, se configuran los parámetros de ensayo; tales como: fuerzas a aplicar en cada punto, numero de ciclos y tiempos entre ellos, detección de posibles roturas, conservando el histórico de incidencias detectadas durante el ensayo.Los ensayos de fatiga simulan la capacidad de un mueble para conservar todas sus características funcionales durante un periodo de uso más o menos largo. En el caso concreto de la fatiga sobre el borde delantero se pretende simular la acción de acomodamiento en el asiento por parte del usuario.

El método de ensayo consiste en aplicar las cargas verticales especificadas sobre el asiento, mediante un útil, alternativamente en dos puntos situados, cada uno de ellos a 80 mm del borde delantero de la estructura del asiento y tan cerca como sea posible de los bordes laterales del asiento, pero no a menos de 80 mm del borde lateral.

Si se da el caso que el asiento tenga tendencia a perder la estabilidad, hay que reducir la magnitud de la fuerza hasta el máximo valor que no de lugar al vuelco.

En la imagen se observa como sobre un asiento alineados, para una futura grada, se aplica una fuerza de 950 N sobre la esquina delantera derecha del asiento, este proceso se repetira durante 200.000 veces.Si el asiento objeto de estudio se enmarca dentro de la categoría de uso no domestico, la fuerza vertical aplicada es de 1.000 N y los ciclos a realizar son al menos 25.000 pudiéndose llegar incluso hasta los 100.000.

Tratándose de asientos alineados la fuerza vertical a aplicar es de 950 N y los ciclos a realizar son como mínimo 50.000 y como máximo se contempla la posibilidad de alcanzar los 200.000 ciclos.

En las normas ANSI/BIFMA la fuerza vertical se reduce a los 734 N y los ciclos ha realizar se encuentran fijados en 40.000.

Los equipos electro-neumáticos están equipados con sensores de fuerza (células de carga), que trasmiten al autómata de la pantalla táctil los datos instantáneos del ensayo, hasta alcanzar los parámetros establecidos previamente por el técnico siguiendo las directrices de la norma aplicable.La norma europea para sillas de oficina la fatiga se realiza sobre dos puntos situados a 150 mm hacia la izquierda y hacia la derecha del punto de carga “A” (situado sobre el eje de rotación de la silla), aplicándoles una fuerza, alternativa de 1.100 N durante 20.000 ciclos a cada uno de los puntos.

Si desea que los técnicos de AIDIMA amplíe información sobre este ensayo no dude en contactarnos.

Share

Deja un comentario