Los ensayos de impacto son aquellos que evalúan la resistencia del mueble frente a impactos ocasionales a los que previsiblemente puede que vayan a estar sometidos durante su vida útil.

Altura del impacto

Una vez determinado el punto de impacto se coloca una lámina de espuma, a partir de la cual se determina la altura de caída del impactador. Posteriormente, se coloca una segunda lámina de espuma.

En el video se puede ver la ejecución de los impactos sobre un asiento. El método de ensayo se realiza según el siguiente proceso, primero se determina el punto de carga del asiento (punto sobre el asiento en la vertical del centro de masas del usuario) después, colocaremos una lámina de espuma para determinar la altura de caída a partir de la misma hasta el impactador, a continuación se coloca una segunda lámina de espuma entre la primera y el impactador y por último, se deja caer libremente el impactador, con una masa de 25 Kg. Este proceso se repite 10 veces en el citado punto y en cualquier otra posición en la que se considere probable la aparición de fallos. Si se trata de un artículo destinado a ser usado por más de una persona, ensayaremos una plaza de un extremo y otra plaza central.

Un ensayo que simula el mismo uso del asiento es realizado en el Laboratorio del Mueble, basado en la normativa americana ANSI / BIFMA, el procedimiento de ensayo consiste en dejar caer, una vez libremente, una masa de 102 Kg. que impacta el asiento desde una altura fija de 152 mm, medida desde el asiento sin comprimir hasta la base del saco. Después se repite el ensayo, pero esta vez, con el saco cargado con 136 Kg. Después de realizar el primer impacto el asiento debe ser completamente operativo y después del segundo no se deben haber producido roturas bruscas.

ensayo-resistencia-de-cabezales-foto-2

Mediante la pantalla táctil, se sitúa al impactador en la posición de inicio de ensayo y se controlan los parámetros de ensayo, tales como tiempo entre impactos y paro en caso de rotura.

Otra forma de testar las uniones y estructura de los asientos es aplicando de energía procedente de ensayos de impactos sobre respaldos y reposabrazos. Los ensayos consisten en bloquear los movimientos de deslizamiento del asiento e impactar en el centro de la parte superior del respaldo (o en el borde trasero del asiento si se trata de sillas sin respaldo) o bien en la cara exterior del reposabrazos en la posición que se considere más desfavorable. Se realizan un total de 10 impactos en cada elemento, de fuera hacia dentro, con el martillo de impacto que consta de una cabeza cilíndrica de 6,5 Kg. de masa unida a un tubo de acero de 38 mm de diámetro con un espesor de 2 mm y una longitud de 1 m hasta la articulación de baja fricción. El ángulo de caída del martillo para la realización del impacto varía entre 38º y 68º según el uso al que vaya destinado el asiento.

ensayo-impactos-silla-aidima-foto-03

Se observa el instante en el que se produce el impacto sobre el asiento (en una situación real de ensayo, entre el asiento y el impactor hay colocadas dos láminas de espuma).

En los ensayos de impactos sobre mesas se prende evaluar la resistencia de la mesa a impactos ocasionales a la hora de depositar objetos sobre la tapa de la misma. El ensayo consiste en deja caer libremente el impactador sobre la tapa de la mesa 10 veces, siguiendo los mismos pasos que en el caso de impactos sobre los asientos de las sillas. La altura de caída varia entre 180 y 240 mm, en el caso de tratarse de mesas con tapa de vidrio que no sea de seguridad la altura de caída varia entre 240 y 300 mm, en este caso en lugar de usar dos láminas de poliéter de 25 mm de espesor, se usa una espuma de poliéter de 100 mm de espesor.

En el Laboratorio del mueble se determina la resistencia a cargas duras puntualmente localizadas sobre los cajones de los muebles de cocina y baño. En ensayo consiste en dejar caer una bola de acero de 42,8 mm de diámetro y una masa de 324 g desde una altura de 600 mm sobre el fondo del cajón, cuando el cajón se encuentra a 2/3 de su apertura total. Al finalizar el ensayo se evalúa los posibles desperfectos que afecten a la resistencia mecánica o funcionalidad. Los frentes de los armarios de cocina y baño (puertas y cajones) se impactan en la parte central de mismo con un balón de cuero con un diámetro de 200 mm y una masa de 5 Kg desde una altura de 500 mm; en el caso de muebles bajos con puertas, estas se ensayan estando cerradas y después abiertas 45º, comprobándose que no existen roturas y que los elementos continúan funcionando correctamente.

ensayo-impactos-sobre-mobiliario-infantil-y-juvenil-05

En la imagen se observa un detalle del útil de impacto, con su sistema de amortiguación, la superficie de impacto y parte de la masa del impactador.

En los ensayos de impacto sobre mobiliario infantil y juvenil aseguran la durabilidad del modelo en puntos tales como la base (cunas), bandejas (tronas), somier, barreras de seguridad, etc., cobrando especial relevancia por el tipo de mueble y el tipo de público que lo va usar, donde cualquier defecto de diseño o rotura accidental de algún componente puede ser causa de un grave accidente.

Los impactos en cunas se realizan tanto en el somier como en la barrera. La base de la cuna se impacta mil veces en cada uno de los seis puntos indicados por la Norma Europea. Se  deja caer libremente y sin evitar los rebotes el impactador (dispositivo de 10 Kg de masa con un extremo hemisférico y en el opuesto una guía que mantenga la vertical y asegure el punto de impacto) desde una altura de 150 mm, entre el somier y el impactador se coloca un colchón de ensayo con una densidad de (35 + 2) Kg / m3 y un espesor de 60 mm, desechándolo cada 5 ensayos completos.

Para comprobar la resistencia de los cabezales y laterales de las cunas, se coloca el impactador lateral (péndulo de cabeza cilíndrica de acero recubierta de una capa de caucho de 10 mm de espesor y una dureza entre 76 IRHD y 78 IRHD con una masa total de 2 Kg) listo para impactar el barrote o el lateral 10 veces desde exterior y el siguiente barrote 10 veces desde el interior hasta impactar todos los barrotes (o todos los puntos determinados si se trata de laterales macizos). El impacto se realiza sobre un punto situado a una altura de 200 mm por debajo del borde superior del lateral, dejando caer libremente el impactador lateral desde una posición horizontal. Todas y cada una de las esquinas de las cunas se impactan cinco veces por el interior y cinco por el exterior tan cerca como sea posible del borde superior, dejando caer libremente el impactador desde un ángulo de 60º.

Las literas también son ensayadas mediante impactos, se ensayan las bases de las dos camas y los peldaños de la escalera de acceso a la cama superior. Los impactos sobre el somier de la litera se realizan sobre siete puntos desde una altura de 180 mm medidos desde la cara superior del colchón de ensayo (en este caso, con una densidad de (30 + 2) Kg / m3 y 100 mm de espesor). El impacto sobre los peldaños de la escalera de acceso a la cama superior se realiza diez veces en cada uno de los siguientes puntos: en los peldaños superior, inferior y el que esté más al centro, impactando en el centro y tan cerca de un lado como sea posible; se deja caer desde 150 mm el impactador (constituido por una barra de 1400 mm, en la que se coloca una masa de 15 Kg, acabada en una placa de acero de 100*100*6 mm).

A continuación, describimos el método de ensayo del impacto sobre mamparas de baño consistente en montar la mampara según las instrucciones del fabricante para ser impactada por una bolsa cerrada esfero cónica de 50 Kg de masa, la energía del impacto varia entre los 63 J y los 135 J dependiendo de la distancia entre la pared y el panel opuesto.

También son sometidos a ensayos de impactos los ataúdes. Las arcas fúnebres son sometidas a dos tipos de ensayos de impactos. El primero de ellos consiste en elevar el maniquí de ensayo de 73,5 Kg (puede ser mayor en ataúdes especiales) por el extremo correspondiente a la cabeza una altura de 400 mm y dejarlo caer libremente, previamente se habrá colocado en el punto de impacto una espuma con un espesor de 40 mm. El segundo tipo de impactos son los repetitivos, que consisten en elevar el ataúd cargado con el maniquí de ensayo una altura de 200 mm y dejarlo caer libremente en 53 ocasiones.

De forma complementaria y siguiendo la normativa vigente se realizan ensayos de caída a dos grandes grupos de mobiliario.
• Asientos, donde se incluyen sillas, sillones, bancadas, sofás, bancos, taburetes, etc. Para este tipo de mobiliario existen varios tipos de caída. Unos consisten el elevar el asiento, inclinarlo ligeramente y dejarlo caer libremente cierta altura; este ensayo se puede hacer cargando el asiento simulando asientos apilables o que el asiento se pueda trasportar con un usuario sentado en el. Otros consisten en dejar caer el asiento hacia atrás y otros en dejar caer el asiento elevándolo desde un lateral. En todos ellos la altura se calcula en función del uso al que se vaya a destinar.
• Mesas, dependiendo del uso y del peso de la mesa a ensayar, se eleva un lateral cierta altura y se deja caer libremente.

En los ensayos se caída, independientemente del mobiliario ensayado, se coloca una lamina de caucho en el punto de impacto.

Después de haber sufrido los distintos tipos de impactos aplicables y las diversas caídas o ambos ensayos, no debe observarse defecto alguno en ninguna parte del mueble. La correcta superación de estos esfuerzos de impacto y caída son la prueba que deben superar los muebles para obtener el símbolo de calidad de AIDIMA.

Si desea que los técnicos de AIDIMA amplíen información sobre este ensayo no dude en contactarnos.

Share

1 Respuestas to “Ensayo de resistencia a impactos”

  1. angelica acosta dice:

    hola estoy interesada en estaspruebas para mis muebles pero estoy en colombia, conoce usted si aca hay alguna empresa avalada para estas pruebas o ustedes tienen sucursales?
    gracias

Deja un comentario