Contribución a la producción mundial por países o civilizacionesEl grupo se reunirá periodicamente para coordinar las iniciativas de la colaboración intersectorial.

A mediados del año pasado se celebró la reunión constitutiva del Grupo FASE (Fabricación Avanzada en el Sector del Hábitat), a la que asistieron unas 30 empresas de diferentes ámbitos de actividad, relacionadas con el mundo de la fabricación.

Esta iniciativa, que se está promoviendo desde AIDIMA, pretende reunir a un grupo de empresas con diferentes capacidades, tales como fabricantes de mobiliario y productos relacionados, empresas de automatización, fabricantes de componentes electrónicos, fabricantes de maquinaria para la madera, empresas de software, etc., pero con un interés común: afrontar el futuro, sea cual sea éste, de una manera proactiva y dinámica.

El origen de la propuesta tiene su origen en la situación actual de la fabricación en general, y de la fabricación de mobiliario y productos del hábitat en particular. El análisis que realizan diversas instituciones europeas muestra, en términos generales, el desplazamiento de la manufactura hacia países emergentes como un hecho inexorable. Y no sólo manufactura de productos, sino también de las máquinas usadas para fabricarlos. Esta tendencia es fruto de la creciente competencia técnica de estos países (por ejemplo Corea del Sur), y de la facilidad con que se puede adoptar la tecnología de fabricación más moderna en cualquier parte del mundo.

Para encontrar una salida a esta situación, existe un elevado nivel de consenso sobre la necesidad de realizar la transición desde un modelo económico tradicional, hacia una economía basada en el conocimiento. Esta nueva economía estaría fundamentada:

  • en el conocimiento
  • en la constitución de alianzas o redes colaborativas fiables y duraderas,
  • en el uso intensivo de las TIC’s
  • en el capital.

Por otra parte, la máxima de satisfacer las necesidades de los consumidores independientemente de su ubicación geográfica, sigue marcando cualquier estrategia futura. Y en este contexto el concepto de “producto extendido” (un sistema de producto más servicio), capaz de satisfacer completamente  las demandas específicas de los usuarios, se sitúa en el corazón del negocio.

En un ámbito más cercano al mundo industrial, la fabricación de productos de consumo y bienes de equipo debería reunir entre otras las siguientes características :

  • Fabricación adaptativa, centrada en la agilidad y en la anticipación, capaz de producir unidades singulares mediante la integración de sistemas inteligentes (económicamente factibles) en los que la experiencia humana pueda ser formalizada e integrada.
  • Fabricación digital, orientada a implementar instalaciones productivas empleando la representación virtual de cualquier factor (máquinas, edificios, personal, etc.) y permitiendo la integración del desarrollo del producto y de sus procesos asociados, mediante modelización y simulación.
  • Fabricación distribuida e integrada, que son los nuevos paradigmas de la fabricación. Reemplazan el concepto de fabricación lineal y secuencial, sustituyéndola por redes de fábricas que pueden operar en diferentes lugares. Este modo de producción permite adaptar los procesos y los sistemas mediante una cooperación dinámica, y reestructurarlos en función de las necesidades.

Con el ánimo de encontrar propuestas que permitan al Sector avanzar en este camino, se ha constituido este Grupo FASE, el cual ha tenido una excelente acogida desde los diversos sectores implicados.

José Luis Sánchez
Director del Departamento de Logística y Tecnología de procesos de AIDIMA
(Fuente: Tseng Mitchell M., “Industry development perspectivas: Global Distribution of Work and Market”, CIRP 53rd General Assembly, Montreal, 2003).

Si desea que AIDIMA amplíe esta información de interés para usted o cualquier otra relacionada con Símbolo Calidad no dude en contactarnos.

Share

Deja un comentario