En interés de la salud pública mundial, del progreso de la investigación científica y de la creación de nuevos fármacos y tratamientos para luchar contra las enfermedades, es necesario transportar muestras humanas y animales de forma segura, oportuna y eficiente desde el lugar donde han sido recogidas hasta el lugar donde serán analizadas. El departamento de Embalaje y Transporte de Mercancías de AIDIMA está especializada en este tipo de transporte y embalaje ofreciendo a las empresas un servicio a medida y las acreditaciones que necesiten para su cometido.

homologacion-embalajes-materias-infecciosasLas muestras de origen humano y animal deben ser embaladas / envasadas y transportadas de forma que quienes participan en su transporte estén protegidos del riesgo de infección.

Pero, ¿qué entendemos por materias infecciosas? Para los fines de su transporte, son materias de las que se sabe o de las que hay razones para creer que contienen agentes patógenos. Los agentes patógenos se definen como microorganismos y otros agentes que pueden provocar enfermedades a los animales o a los seres humanos.

Además, las materias infecciosas se dividen en dos categorías:

Categoría A: materia infecciosa que se transporta en una forma que, al exponerse a ella, es capaz de causar una incapacidad permanente o una enfermedad mortal o potencialmente mortal para seres huma os o animales, hasta entonces, con buena salud.

Categoría B: Una materia infecciosa que no cumple los criterios para su inclusión en la categoría A.

Deben cumplirse las normativas de transporte de la ONU al transportar materias infecciosas de Categoría A y B. Los requisitos varían dependiendo del país, el modo de transporte; la clasificación y el acondicionamiento de la muestra.

La clave para obtener un control eficiente y minimizar los riesgos consiste en la elección del embalaje/envase más apropiado. Un embalaje/envase apropiado proporciona las barreras necesarias y suficientes para evitar las fuga del material hacia el exterior. El embalaje deberá comprender al menos los tres componentes siguientes:

a) Un recipiente primario, como pueden ser viales de vidrio, metal o plástico sellados con un tapón de goma y que son los que contendrán la materia infecciosa a transportar.

b) Un embalaje secundario, y

c) Un embalaje exterior de los que, o bien el embalaje secundario, el embalaje exterior, deberá ser rígido. Los embalajes secundarios deben colocarse en embalajes exteriores con interposición de un material de relleno adecuado.

embalaje-transporte-mercancias-infecciosasLa combinación de los 3 componentes debe someterse a diversas pruebas y certificarse para satisfacer los criterios de rendimiento y técnicos para que puedan transportarse con total seguridad.

En el Laboratorio de Mercancías Peligrosas de AIDIMA se realizan los ensayos necesarios para la homologación de embalajes destinados a contener materias infecciosas (Clase 6.2 según ADR)

Las pruebas se llevan a cabo según se describe en las reglamentaciones modales internacionales de mercancías peligrosas en vigor (ADR, RID, IMDG, OACI, IATA), e idénticas para todas ellas.

Prueba de caída. Para materiales infecciosos la altura de caída es de al menos 9 metros sobre una superficie resistente, horizontal, plana, maciza y rígida. Si las muestras tienen forma de caja, el ensayo consiste en 5 caídas con 5 orientaciones distintas, de plano sobre el fondo, de plano sobre la parte superior, de plano sobre el lado más largo, de lado sobre el lado más corto y sobre una esquina.

Si las muestras tienen forma de bidón, se dejarán caer 3 en las siguientes posiciones: diagonalmente sobre su parte superior, con el centro de gravedad en la vertical del punto de impacto, diagonalmente sobre el reborde de su base y de plano sobre el costado.

Además, se requieren acondicionamientos especiales en los siguientes casos:

  • Si el embalaje exterior es de cartón, la muestra deberá someterse a una aspersión de agua que simule la exposición a lluvias de aproximadamente 5 cm por hora durante una hora como mínimo. A continuación se someterá a la prueba de caída.
  • Si los recipientes primarios o el embalaje exterior son de plástico, se deben acondicionar a una temperatura de  -18ºC o menos durante al menos 24 horas.

El criterio de aceptación del ensayo es que no exista ninguna fuga en los recipientes primarios en cada caída.

Prueba de perforación. Para este ensayo no es necesario ningún tipo de acondicionamiento previo. La manera de proceder varía en función de la masa bruta del embalaje. Si el embalaje tiene una masa bruta de 7 Kg o menos el ensayo consiste en colocar la probeta sobre una superficie plana y dura y se deja caer sobre ella una barra troncocónica, con un peso superior a 7 Kg, desde una distancia de 1 m. El ensayo se repite con una segunda probeta, de manera que la superficie de impacto de ésta sea perpendicular a la posición ocupada por la primera.

Después de cada impacto, la perforación del embalaje secundario es aceptable, siempre que no haya fugas procedentes del recipiente o recipientes primarios.

Para los embalajes destinados a transportar materias infecciosas de la categoría B (llamadas también muestras de diagnóstico), no se realiza el ensayo de perforación y en los ensayos de caída la altura de ensayo debe ser superior sólo a 1,2 m.

Raúl Moreno Castelló
Responsable del Laboratorio de Mercancías Peligrosas

Si desea que los técnicos de AIDIMA amplíen información sobre este o cualquier otro tema relacionado con Símbolo Calidad no dude en contactarnos.

Share

2 Respuestas to “Homologación de embalajes para materias peligrosas infecciosas”

  1. necesitamos ENVASES /EMBALJES PARA EL TRANSPORTE DE SUSTANCIAS CLASE 6.2 , MUESTRAS PARA DIAGNOSTICO , SECAS Y REFRIGERADAS

  2. buenos dias , somos adjudicatarios para el transporte de mmpp clase 6.2 mustras para diagnostico y necesitamos embalajes para estas muestras , UN-4G /6.2/S/03/F BVT 312 104S .
    O SIMILARES QUE CUMPLAN CON

    LAS ESPECIFICACIONES DEL ADR/IATA PARA ESTE TIPO DE TRNSPORTE

Deja un comentario