El servicio de inspección y diagnosis de la degradación de la madera y sus alteraciones estructurales ha sido desarrollado por AIDIMA. Mediante este servicio, se determina el estado de la madera de un edificio o inmueble de una forma fiable y mínimamente invasiva. Así, puede determinarse el estado interno de cada elemento estructural, su resistencia y su capacidad para mantener su función a lo largo del tiempo.

inspeccion madera en construccionEste servicio está especialmente adaptado a la rehabilitación y al patrimonio (iglesias, ermitas, palacios, castillos), pues utiliza técnicas no destructivas de la madera o mínimamente invasivas. El análisis no destructivo presenta la ventaja de que el daño causado sobre la madera puesta en obra es insignificante en comparación con los métodos de diagnóstico estructural utilizados antaño. Así pues, el análisis no destructivo de estructuras de madera tiene ventajas suficientes para convertirse en la técnica más utilizada en un futuro próximo en proyectos de restauración o rehabilitación de estructuras de madera.

Los daños y defectos en una estructura de madera se deben principalmente a cuatro causas:

  • Degradación biótica. Es causada por la acción de organismos xilófagos, ya sean insectos sociales como termitas, insectos de ciclo larvario como carcoma o polillas (anóbidos, cerambícidos, etc.), hongos de pudrición (parda o cúbica, blanca, etc.) y cromógenos (azulado).
  • Degradación abiótica. Es causada por la exposición a la intemperie (radiación solar, agua, viento) o al fuego.
  • Inestabilidad dimensional de la madera. Se debe a que la madera es higroscópica y anisótropa; según las condiciones ambientales, dilata y contrae de manera desigual en distintas direcciones, lo cual provoca fendas, hendiduras, etc.
  • Falta de calidad estructural. Puede deberse al uso inapropiado de especies de madera, a la presencia de defectos internos (nudos, fendas, madera juvenil, madera de reacción, etc.), a deficiencias en el cálculo de las estructuras o simplemente al envejecimiento de la madera.

En este servicio se realiza siempre una inspección técnica inicial con el fin de conocer el estado del edificio o estructura. Después, en los laboratorios de AIDIMA se realizan los ensayos y análisis apropiados de las muestras de madera tomadas en la inspección. Se identifica la especie de madera, se caracterizan los organismos xilófagos causantes de la biodegradación de la madera (insectos como termitas y carcoma, hongos de pudrición) y se establece de manera no destructiva el alcance exacto del daño producido.

En los trabajos de rehabilitación de edificios, la utilización de técnicas no destructivas (infrarrojos, ultrasonidos, detección acústica de xilófagos, vibraciones inducidas, tomografía 2D y 3D, resistografías, evaluación visual de la madera según la normativa española vigente, xylohigrometría de contacto) para la determinación de zonas degradadas no visibles resulta muy ventajosa con el fin de localizar exactamente la zona afectada y determinar su estado.

Algunas de las técnicas de evaluación no destructiva empleadas permiten determinar la calidad interna de la madera y su resistencia mecánica, así como clasificarla de acuerdo con el sistema de clases resistentes del Código Técnico de la Edificación), asignación que es obligatoria para comercializar cualquier tipo de madera destinada a uso estructural. Estas técnicas se aplican a elementos estructurales como vigas, pilares, columnas, cerchas, pares, vigas, viguetas, parecillos, tablones, etc., que forman los forjados, cubiertas, artesonados, retablos, fachadas y pavimentos de los edificios. A partir de los resultados obtenidos, pueden realizarse los cálculos pertinentes para saber si cada elemento no sobrepasa sus valores límite en cuanto a resistencia (resistencia a flexión, a tracción, a compresión, a cortante, a torsión, etc.), teniendo en cuenta los coeficientes de seguridad parcial en cuanto al material y las acciones que establece el CTE.

Objetivo del servicio: Determinar el estado de la madera de un edificio o inmueble de forma técnica y fiable analizando el estado interno de cada elemento de madera  estructural,  su  resistencia  y  su capacidad  para  mantener  su  función estructural o decorativa de la madera.

Una vez terminado el análisis se le entregará un informe técnico con los resultados del análisis y diganosis de los distintos ensayos sobre la madera estructural.  Este informe técnico le permitirá conocer las prioridades  de  reparación  de  los  fallos estructurales  y  determinar  en  el  caso  de biodegradación (terminas, hongos xilófagos, etc.) si el problema es significativo así como las soluciones necesarias según la extensión de los daños (refuerzos, aumento de sección, tratamientos curativos y preventivos, etc.). Se le facilitará la información sobre la prioridad de cada problema detectado.

Contacte con los técnicos de AIDIMA para solicitar el servicio de inspección y diagnosis de madera estructural.

También puede contactarnos telefónicamente 96 136 60 70

Share

Deja un comentario