La espuma es un elemento clave del mobiliario, el cual podemos encontrar presente en sillas, sillones, sofás, colchones… El uso de este mobiliario es diario, pasando muchas horas de nuestra vida en él tanto por cuestiones de trabajo como por descanso. De aquí la necesidad de evaluar ergonómicamente este elemento, ya que una correcta adecuación al uso nos ayudarán a prevenir malas posturas y futuras dolencias.

Estudio ergonómico de espumaPara dar respuesta a lo planteado anteriormente, AIDIMA planteó un proyecto con el título de “Investigación de los parámetros que influyen en las características ergonómicas de una espuma flexible” financiado por el IMPIVA y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, el cual finalizó en el 2010, y gracias al cual se pudo recopilar información de gran interés que dio lugar a unas conclusiones basadas en un estudio real sobre espumas.

El proyecto indicado se dividió en 3 anualidades, realizándose en la primera un análisis global de las espumas presentes en el mercado, en la segunda se desarrolló la fabricación de tres tipos diferentes de espumas en las instalaciones de AIDIMA como actividad principal, y la tercera y última donde se realizaron los estudios ergonómicos a dichas espumas obteniéndose unas conclusiones finales.

En el estudio ergonómico de las espumas se realizaron mapas de presiones y cuestionarios ergonómicos a una serie de sujetos, gracias a los cuales se pudo realizar un análisis ergonómico entre espumas de poliuretano, viscoelásticas y de látex.

Índice confort medio Respaldo 100 mm.

Índice confort medio Respaldo 100 mm.

A continuación se indican las principales conclusiones obtenidas del estudio de ergonomía realizado en dicho proyecto:

  • Se puede relacionar de manera directa la sensación o percepción del usuario con las características mecánicas y ergonómicas de la espuma estudiada.
  • Los diferentes usuarios poseen percepciones diferentes según sus características de peso, altura, estructura ósea, pero aún así se pueden observar preferencias generales de los usuarios frente a unas espumas y otras.
  • En el estudio del mueble seleccionado, silla, se observa, como era de esperar, que al hacer la valoración por separado del asiento y respaldo la espuma obtenida como mejor valorada por los usuarios para una posición y otra, presenta características muy diferentes.

Así se observa claramente que:

  • Los usuarios prefieren espumas duras para el asiento y blandas para el respaldo, sin ser determinante el tipo de espuma para una mejor o peor valoración.
  • Por otro lado se observa que se prefieren espumas menos envolventes, que mantienen mejor la forma, para el asiento y espumas con mayor capacidad de deformación para el respaldo.
  • Así se obtiene que para el asiento los usuarios prefieren espumas de poliuretano, que a su vez  presentan una buena distribución de presiones en el asiento. Mientras que para respaldo son mejor valoradas las espumas viscoelásticas que, en los mapas de presiones, también son las que mejor distribuyen el peso en la zona del respaldo.

Vanesa Parada Artigues
Laboratorio de Materiales y Medio Ambiente

Si desea que AIDIMA amplíe esta información de interés para usted o cualquier otra relacionada con Símbolo Calidad no dude en contactarnos.

Share

Deja un comentario