Madera de cerezoLa madera de cerezo procede del Centro y Sur de Europa y el Oeste de Asia. El árbol pertenece a la familia de las rosáceas y al género prunus, como el almendro y el melocotonero, y crecen de forma espontánea en los bosques templados de Europa, hasta los 63º de Escandinavia. Posee una albura rosada relativamente pálida, fibra recta, duramen rosado a rojo y un grano fino o muy fino.

Entre sus propiedades mecánicas podemos resaltar su resistencia a la flexión estática, 83-110 N/mm2; módulo de elasticidad de 9.500-11.000 N/mm2; y una resistencia a la compresión de 44-55 N/mm2. Por otro lado, presenta una densidad (12%) de 0,61.. 0,62.. 0,63 g/cm3 y un coeficiente de contracción volumétrico al 0,45%, estable.

A la hora de trabajar esta madera, hemos de tener en cuenta las siguientes propiedades: de secado fácil si se hace lento, durabilidad relativamente baja, albura impregnable, duramen no impregnable, de aserrado fácil si éste se hace lento, y un cepillado sin problemas. Presenta facilidad al clavado y el atornillado, si bien es cierto que muestra algunas dificultades en el encolado si éste se hace con colas ácidas en caliente.

Sus aplicaciones más frecuentes son los muebles y ebanistería fina de interior, con especial inclinación a los trabajos de talla, torneados y muebles curvados. También se utiliza con cierta profusión en carpintería de huecos y revestimientos de interior: puertas, tarimas, frisos y molduras, chapas decorativas…

Si desea que AIDIMA amplíe esta información de interés para usted o cualquier otra relacionada con Símbolo Calidad no dude en contactarnos.

Share

Deja un comentario