El Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines, AIDIMA, impulsa la Plataforma Tecnológica Española de Sectores Manufactureros Tradicionales, SMT, en representación del sector del mueble, junto con los Institutos Tecnológicos que forman parte de la misma, AIJU (juguete), AITEX (textil) e INESCOP (calzado).

Es principalmente en estos sectores donde se plantea actuar desde la Plataforma, tanto con iniciativas horizontales como a través de acciones sectoriales, acciones que marcan un aspecto claramente diferenciador con respecto a otras plataformas existentes.

La SMT busca transformar la industria manufacturera española, principalmente en sectores tradicionales, para lograr una industria basada en el conocimiento capaz de competir con éxito en el mercado global.

Este importante conjunto de sectores (en el ámbito español y europeo) se enfrenta a una intensa y creciente presión competitiva proveniente de varios frentes. Por un lado, en los sectores de alta tecnología, donde la principal amenaza la constituyen otras economías desarrolladas, y por otro lado el proceso de deslocalización hacia países emergentes en el que se encuentra la industria en los sectores tradicionales maduros, y que al mismo tiempo mejora las capacidades tecnológicas en los países de destino.

Este nuevo paradigma de competencia implica el paso de un sistema productivo manufacturero basado únicamente en costes, a una industria cuyas principal ventajas competitivas han de basarse en un alto valor añadido de los productos y servicios; en el logro de una elevada productividad en planta; en la personalización (customización) de la producción; y en la implementación de nuevos modelos de negocio, más flexibles y globales, entre otros aspectos.

Para el logro futuro de estos es necesario iniciar un proceso de transformación de la actual industria manufacturera en una actividad crecientemente basada en el conocimiento. El siguiente diagrama muestra estas relaciones.

Iniciar la transformación en una actividad basada en conocimiento

En este contexto la Plataforma Tecnológica busca transformar la industria de SMT española en una actividad económica que base su proceso productivo en el conocimiento, siendo así capaz de competir con éxito en el mercado global.

De cara a la Agenda Estratégica de Innovación y para el logro de los objetivos que se acaban de citar, se han diseñado 4 ejes estratégicos. Éstos se han construido en base a las acciones que actualmente llevan a cabo plataformas europeas que engloban SMT y sobre información de documentos de prospectiva industrial y sectoriales (OPTI, etc.).

La Plataforma Tecnológica busca transformar los sectores tradicionales manufactureros españoles (SMT) en actividades productivas competitivas, sostenibles y crecientemente basadas en el conocimiento. Para ello, la Plataforma basa su estrategia en estos 4 ejes estratégicos horizontales, que dan respuesta a las preguntas, ¿para quién producir?, ¿qué producir?, ¿cómo producirlo?, y ¿con qué producirlo?

Los resultados que se esperan obtener a través de la ejecución de su agenda estratégica residen en la vertebración y articulación del sistema de innovación, la planificación estratégica en I+D+i, y la Interlocución ante otros actores.

Respecto a la vertebración, para vertebrar el sistema Ciencia-Tecnología-Empresa de cada uno de los sectores productivos implicados y en el conjunto de los SMT, y articular la representación de los SMT impulsando iniciativas europeas e internacionales que permitan una agenda estratégica nacional convergente con europea.

Respecto a la planificación estratégica en I+D+i, hay que priorizar en tiempo y en intensidad las principales líneas estratégicas que permitan una adecuada implementación de las medidas previstas, y marcar las necesidades de infraestructuras científicas y tecnológicas, así como recomendar a la Administración las modificaciones necesarias de los planes de educación, formación y difusión para los SMT.

Finalmente, hay que establecer los mecanismos para impulsar proyectos y actividades en cooperación entre los elementos del sistema ciencia- tecnología- empresa que encajen en las convocatorias nacionales y europeas.

Por último, en cuanto a la interlocución ante otros actores, se trata de mediar ante agentes sociales en temas específicos del ámbito de la plataforma (regulatorios, legales, sensibilización social, etc.) y coordinar y comunicar con otras plataformas tecnológicas.

Las habituales estrategias competitivas basadas, en precios bajos, o en la diferenciación del producto, no parecen ya suficientes. La industria, y particularmente el tejido industrial “tradicional” requieren nuevas estrategias mixtas caracterizadas por la innovación permanente en productos y procesos, la ampliación de la gama y los precios “asequibles”. Y todo ello, además, conectándose con el cliente final de una manera más directa y personalizada.

En los sectores tradicionales existen grandes paralelismos, salvando las diferencias propias del bien de consumo final generado y la naturaleza de los procesos industriales y los materiales empleados por cada sector. Las empresas tienen que afrontar y dar respuesta a las cuestiones planteadas en los cuatro ejes estratégicos definidos y, por lo general, las respuestas que ofrecen deberían ser de perfil muy parecido.

 Si desea que AIDIMA amplíe esta información de interés para usted o cualquier otra relacionada con Símbolo Calidad no dude en contactarnos.

Share

Deja un comentario