El proyecto europeo CELLUWOOD busca desarrollar nuevos materiales resistentes de construcción hechos de madera, procedente de bosques bien gestionados y sostenibles. El proyecto está coordinado por la empresa británica InWood Developments. En él participan AIDIMA, la Universidad de Brunel (Reino Unido), Chimar Hellas (Grecia), Contemporary Building Design (CBD) de Eslovenia, Tecnifusta (España) e InnovaWood (Bélgica).

Puente construido con madera laminada encolada, material que se reforzará en el proyecto para que puede usarse en estructuras más extensas y que necesiten aguantar grandes cargas.El proyecto tiene una duración prevista de tres años. La cofinanciación de la anualidad 2012 del proyecto ha sido recientemente aprobada por el IMPIVA (Instituto de la Mediana y Pequeña Industria Valenciana). El proyecto está también cofinanciado por fondos FEDER de la Unión Europea.

El proyecto se enmarca dentro del programa Eco-innovation First Application and Market Replication Projects, promovido por la Comisión Europea para la eliminación y reducción del impacto ambiental y el uso óptimo de los recursos, mediante soluciones “eco-innovadoras” en procesos, técnicas, servicios, productos o tecnologías. Todo ello está encaminado a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

En el caso de este proyecto, cuyo acrónimo CELLUWOOD (Laminated Strong Eco-Material for Building Construction made of Cellulose-Strengthened Wood) significa “Ecomateriales laminados resistentes para la construcción, hechos de madera reforzada mediante celulosa”, la iniciativa es especialmente significativa, ya que precisamente la madera viene a sustituir materiales como el acero y el hormigón, especialmente dañinos para el medio natural por sus procesos de fabricación.

Un árbol necesita fijar 1,83 toneladas de CO2 para producir 1 tonelada de madera, retiene una cantidad similar tras su tala, y crece con luz solar. Así, la energía necesaria para fabricar productos de madera es 6 veces menor que para el acero, y 40 veces menor que para el aluminio, teniendo en cuenta, además, que la madera es un excelente aislante térmico natural, 6 veces superior al vidrio, 10 veces mejor que el hormigón, 1.700 veces mayor que el aluminio.

En la actualidad, las grandes estructuras de madera se obtienen uniendo láminas de madera muy selectiva mediante adhesivos derivados del petróleo, y con procesos industriales complejos que requieren abundante agua. La selección de la madera elimina los nudos y defectos para su función final de resistencia. De este modo, el proyecto introduce una eco-innovación mediante reparaciones con membranas de celulosa y usando como adhesivos compuestos de fibras naturales que superarán los problemas descritos y cumplirán su objetivo medioambiental.

Los resultados del proyecto generarán un nuevo y mayor mercado para la madera en construcción mediante el desarrollo de Eco-vigas y Eco-columnas fabricadas con los nuevos materiales y mejorará las tecnologías de producción actuales de madera estructural, estimulando las economías rurales en toda la Unión Europea y promoviendo una óptima gestión forestal, así como una significativa reducción de la huella de carbono en el sector de la construcción.

Los materiales obtenidos del proyecto serán completamente novedosos porque todavía no existen compuestos de fibras naturales lo bastante fuertes para utilizarlos en estructuras de edificios, ni tampoco ha sido posible todavía laminar la madera consigo misma sin recurrir a adhesivos petroquímicos.

Dada la alta especialización en madera que precisa el proyecto, en él participa el Departamento de Tecnología y Biotecnología de la Madera de AIDIMA, que cuenta con amplia experiencia en madera estructural, en evaluación no destructiva de esa madera, en nuevos materiales derivados de la madera y en el cálculo estructural de estructuras innovadoras o singulares de este material.

Los resultados más destacables del proyecto se irán difundiendo en un ámbito nacional y europeo a medida que éste vaya avanzando.

Proyecto financiado por el programa CIP Eco-innovation First Application and Market Replication Projects de la Comisión Europea.

Proyecto financiado por los Fondos Estructurales, a través del Programa Operativo FEDER de la Comunidad Valenciana 2007-2013

Organismos colaboradores: Instituto de la Mediana y Pequeña Empresa Valenciana IMPIVA | Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines AIDIMA | Red de Institutos Tecnológicos REDIT

Share

Deja un comentario