Recientemente se celebró la primera reunión oficial del proyecto LIFE+ WoodRub coordinado por AIDIMA en el que participan 5 países con un total de 9 socios, entre ellos la empresa española Acciona.

El objetivo de este ambicioso proyecto es dar una solución innovadora a los gestores de residuos de madera y de caucho, procedente de neumáticos, que alargue el ciclo de vida de sus productos y generar un nuevo producto respetuoso con el medio ambiente con el que sustituir otros materiales no sostenibles usados por entidades públicas y privadas de la construcción.

El proyecto que cuenta con un presupuesto de 1,8 millones de euros está financiado al 50% por el Programa LIFE Medio Ambiente y tiene una duración de 36 meses. Entre los socios participantes se encuentran universidades como Brunel University (Reino Unido) y Universidad de Tesalónica (Grecia), centros tecnológicos como AIDIMA y COSMOB (Italia), y grandes y pequeñas empresas como Acciona, SONAE (Alemania) y Keridis (Grecia) y Enjily International Ltd (Reino Unido).

Reunión Kick-off meeting del proyecto WoodRub celebrada en AIDIMA

Almacenamiento de CO2

La unión entre los restos de madera y el caucho se realizará mediante procesos térmicos tras el previo acondicionamiento de los residuos teniendo como principal valor la eficiencia ecológica en comparación con los materiales de construcción convencionales. La finalidad es obtener materiales con buenas propiedades aislantes térmicas y acústicas que permitan sustituir otros materiales utilizados tradicionalmente tanto en la construcción residencial como en construcción civil.

La mayor cantidad de madera recuperada para reciclaje permite alargar el ciclo de vida de los residuos, y por tanto del carbono fijado en ellos, contribuyendo así a disminuir el efecto invernadero, a través de una materia prima, la madera, que tiene uno de los ciclos de vida más largos. De hecho, el proyecto establece un riguroso análisis del ciclo de vida del compuesto resultante de la simbiosis madera-caucho para lograr un correcto equilibrio entre el impacto ambiental y el coste del producto resultante.

Por otro lado, el volumen creciente de neumáticos desechados es uno de los problemas de más compleja solución, y este tipo de reutilización de residuos contribuye de manera decisiva a evitar la eliminación de emisiones potencialmente dañinas, como los hidrocarburos policíclicos, el benceno, o el fenol, entre otros, y alivian el alto coste que supone su eliminación.

Los beneficios del proyecto también vienen de la mano de proporcionar a los gestores de los residuos nuevas alternativas para estos productos en su última fase de vida, y fomentar, del mismo modo, el encuentro de estas dos industrias para promover su relación y facilitar la fabricación de estos materiales innovadores de madera y caucho.

De otra parte, tanto las administraciones públicas como la iniciativa privada dispondrán de nuevas soluciones para ejecutar los proyectos en base a estos nuevos materiales que contribuyen de forma significativa a solucionar problemas de residuos y cumplir las directivas europeas en la materia, especialmente en las regiones participantes.

Victoria Lerma
Dpto. Tecnología y Biotecnología de la Madera

Si desea que AIDIMA amplíe esta información de interés para usted o cualquier otra relacionada con Símbolo Calidad no dude en contactarnos.

Share

Deja un comentario