Nanobiotecnologia, nanofabricación, nanoelectronica, nanomateriales, nanocompuestos, etc …

La palabra nanotecnologia es usada para definir las ciencias y tecnicas que se aplican a un nivel de nanoescala, medidas extremadamente pequeñas “nanos”, que permiten trabajar y manipular las estructuras moleculares y sus átomos. En síntesis, nos llevaría a la posibilidad de fabricar materiales y máquinas a partir del reordenamiento de átomos y moléculas.

La revolución nanotecnológica, tiene y tendrá un impacto enorme en nuestras vidas, en las economías, los países y en la sociedad en general en un futuro no lejano. En la actualidad los principales avances prácticos ya se dan en algunos campos, como son las nanopartículas o los nanotubos. Lo que no cabe duda es que la revolución ha comenzado. Entre los efectos, destacan sus potenciales impactos en la medicina, la biología, el medioambiente, la informática, la construcción, las nuevas aplicaciones en los materiales, etc…

En el caso de la madera y del mueble, AIDIMA desarrolla un proyecto que tiene como objetivo el desarrollo de nuevos materiales superhidrófobos mediante nanotecnología, aportando unas propiedades diferenciadoras a ciertos materiales, concretamente una alta superhidrofobicidad y unas propiedades de autolimpieza, mediante el uso de nanocompuestos. En nuestro sector, son especialmente importantes estas propiedades ya que, la madera y sus materiales son materiales higroscópicos, y en ocasiones, esa es una de las principales limitaciones de su uso. Asimismo se hará extensivo el empleo de nanocompuestos para obtener propiedades superhidrófobas o de autolimpieza a otros materiales como los tapizados. La consecución de estas propiedades generará numerosas aplicaciones para estos nuevos materiales. Estos productos podrían competir en un mercado global y aportarían soluciones de negocio a las empresas.

También participa en un proyecto de cooperación sobre recubrimientos fotocatalíticos para la obtención de superficies autolimpiantes sobre distintos sustratos a partir de nanopartículas de dióxido de titanio, que den lugar a superficies capaces de limpiarse por sí mismas. La aplicación de los recubrimientos fotocatalíticos obtenidos sobre productos de madera, cerámica, piedra y morteros especiales, evitará, mediante su efecto de descomposición de la materia orgánica, el deterioro que sufren las superficies de estos materiales debido a la exposición continuada al ambiente exterior.

En el campo de las nanobiocidas, AIDIMA está trabajando en la preparación de nanosistemas para la liberación controlada de biocidas, de manera que se aumente en gran medida la eficiencia de estos productos, pudiendo controlar la liberación de la sustancia activa, una vez se haya producido el ataque de los organismos biológicos. El empleo de sustancias biocidas en los productos destinados al uso exterior en materiales propios del sector del mueble y de la construcción, trae consigo una serie de problemas, y éstos tienen como solución el encapsulamiento o fijación de sustancias biocidas.

Las principales ventajas que ofrece la encapsulación sobre un proceso de aplicación convencional es el aislamiento de los principios activos inestables en contacto con el medio externo y la liberación gradual del mismo. Los productos resultantes son totalmente novedosos e inexistentes en el mercado. Con ello se posibilitará el mayor empleo de maderas y muebles, de morteros, de baldosas y tejas, y de fibras textiles, capaces de ser usados en condiciones de exterior con la protección adecuada y de presentar un mejor aspecto y unas mejores condiciones de seguridad e higiene, pudiendo ampliar considerablemente el mercado de los fabricantes de estos productos.

Share

1 Respuestas to “Un mundo nano a nuestro alrededor”

Deja un comentario