Este material derivado de la madera permite superior muchas de las limitaciones de la madera aserrada para su uso en construcción.

La madera laminada encolada (MLE o glulam) es un material derivado de la madera que consiste de al menos tres láminas o listones de madera que se cortan a lo largo, con la fibra orientada en paralelo, y se encolan entre sí. La madera se mejora gracias a la clasificación de la materia prima en función de su solidez y de la homogenización mediante montaje en capas.

Madera laminada encolada

Piezas de madera laminada encolada

Las ventajas que presenta la madera laminada frente a la madera aserrada tradicional son muchas:

a) Debido a que está compuesta por láminas orientadas con la fibra en dirección paralela, es mucho más estable dimensionalmente que la madera aserrada.

b) La MLE puede fabricarse con casi cualquier tamaño y con las curvaturas que se desee. Las partes de MLE pueden ser uniformes o de profundidad variable; pueden ser rectas o curvadas para conseguir efectos estéticos o para proporcionar diseños estructuralmente más eficaces de los que se pueden conseguir con partes rectas. Este alcance permite que la MLE se use en cualquier tipo de edificio.

c) La MLE puede usarse para vigas o cerchas de más de 50 metros. El tamaño, la longitud y la forma están limitadas solamente por la capacidad de las plantas de fabricación o, más frecuentemente, por las restricciones para el transporte hasta su destino.

d) La MLE tiene una resistencia alta y predecible. A diferencia del acero y del hormigón armado, no se dobla, tuerce o descascarilla en los incendios. En algunos países, como los nórdicos, las primas de seguros son más bajas para estructuras de MLE que para estructuras de acero. Con las grandes secciones, al aumentarlas se consigue incrementar a su vez la resistencia al fuego. Esto hace que no sean necesarios tratamientos ni falsos techos.

e) La MLE no sufre corrosión. También tiene una gran resistencia ante ataques químicos y ante ambientes agresivos y contaminados.

f) Debido a que las uniones dentadas (finger joints) permiten el saneado de los defectos, es posible fabricar piezas libres de defectos.

g) El secado de las láminas y el proceso productivo permiten fabricar vigas de con dimensiones muy precisas.

h) El proceso mismo de fabricación de la madera laminada facilita la industrialización en la producción y, por ende, la prefabricación.

i) Es un tipo de construcción diametralmente opuesta a la que en España se considera tradicional. Fundamentalmente es obra en seco, lo que permite prefabricar los distintos elementos que entran a formar parte del edificio. Con esto se logra una ejecución final de la obra en un plazo sensiblemente inferior, con una mayor fiabilidad añadida y sin aportar humedades a la obra.

j) La producción de una tonelada de madera laminada requiere cerca de 430 kilowatios hora de electricidad o su equivalente, mientras que la producción de una tonelada de acero necesita 2.700 kWh y una tonelada de aluminio 17.000 kWh de electricidad.

Estructura madera feria Hanover

Estructura de madera en la feria de Hannover. Las vigas en voladizo son de madera laminada

Habitualmente se utiliza para la madera laminada las especies que aparecen en la norma UNE EN 386 (Madera laminada encolada. Especificaciones y requisitos de fabricación). En Europa, las especies más habituales son la Picea abies (abeto rojo o falso abeto) para la clase de servicio 1 y 2; y el pino silvestre para clase de servicio. Las clases de servicio están definidas en el Código Técnico de la Edificación y relacionan la madera con las condiciones ambientales del lugar donde se encuentra instalada.

Los adhesivos más habituales para encolar láminas de la madera laminada son adhesivos de melamina (melamina-urea-formaldehído o MUF) y de poliuretano (PU). Aunque apenas se usan ya, también pueden emplearse adhesivos de urea (urea-formaldehído o UF) y de resorcina (resorcina-fenol- formaldehído o RFF; resorcina-formaldehído o RF).

Los requisitos de fabricación que deben cumplirse para la madera laminada se describen en las normas UNE EN 14080 (Estructuras de madera. Madera laminada encolada. Requisitos) y UNE EN 386. Por ejemplo, según la norma UNE EN 14080, las láminas deben tener un espesor comprendido entre 6 y 45 mm.

Puente madera laminada Valencia

Fabricación de madera laminada para un puente de la Comunidad Valenciana

La definición de las clases resistentes de este material (GL24, GL28, GL32, GL36) se recoge en la norma UNE EN 1194 (Estructuras de madera. Madera laminada encolada. Clases resistentes y determinación de los valores característicos).

Puente de madera laminada

Fabricación de madera laminada para un puente de la Comunidad Valenciana.

Para determinar los valores característicos de resistencia y rigidez de la madera encolada deben seguirse los métodos de ensayo descritos en las normas UNE EN 408 (Estructuras de madera. Madera aserrada y madera laminada encolada para uso estructural. Determinación de algunas propiedades físicas y mecánicas) y UNE EN 1193 (Estructuras de madera. Madera estructural y madera laminada encolada. Determinación de la resistencia al esfuerzo cortante y de las propiedades mecánicas en dirección perpendicular a la fibra), o bien emplear fórmulas de calculo basadas en las propiedades mecánicas de la madera aserrada.

A la madera laminada le afecta la Directriz Europea de Productos de la Construcción. La norma que regula el marcado CE es la UNE EN 14080. En el marcado CE debe incorporarse información como los valores característicos de la madera (resistencia a la flexión, a la compresión, a la tracción, al cortante y módulo de elasticidad), el tipo de adhesivo usado, la especie de madera, la durabilidad de la madera, la clase de formaldehído (si el adhesivo lo contiene), etc.

AIDIMA realiza ensayos no destructivos para determinar la clase resistente de la madera laminada, determina la especie utilizada y evalúa el tratamiento correspondiente si la madera está destinada a uso en exterior. También realiza el control de calidad de obras hechas de madera laminada (materiales, herrajes, tratamientos de la madera e instalación), como puentes, pasarelas, cubiertas, etc.

Departamento de Tecnología y Biotecnología de la Madera

Si desea información acerca del control de calidad en obras de playas y costas, contacte con los técnicos de AIDIMA.

Más información sobre el Servicio técnico de asesoramiento y control para obra nueva con madera.

Share

Deja un comentario